domingo, 18 de junio de 2017

El 'gran juego' que oculta el bloqueo a Catar: ¿Por qué es ahora el 'patito feo' de Oriente Medio?


¿Qué ha pasado para que antiguos aliados árabes decidieran bloquear política y económicamente a Catar? ¿Podrá este pequeño país sobrevivir con todos sus vecinos en contra?

Catar, un país pequeño, pero que pasa por ser uno de los más ricos del mundo, se ha convertido de repente en una nación 'repudiada' por sus vecinos y viejos aliados en Oriente Medio: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Egipto. Mientras, Turquía e Irán, el principal rival de los países arábigos sunitas, mantienen su apoyo a Doha y asisten al país con alimentos y otros productos básicos que casi no produce.

'Oficialmente', el bloqueo económico y político se activó a raíz de escándalo vinculado a un 'hackeo', cuando la agencia catarí QNA publicó declaraciones de Tamim al Thani, emir de Catar, en las que expresaba su apoyo a Irán y a Hamás. Aunque estas palabras fueron después desmentidas y la agencia afirmó que había sido 'hackeada', el bloqueo se puso en marcha y continúa a día de hoy, lo que pone de manifiesto que, en realidad, oculta un profundo conflicto de intereses en la región.

¿Qué país financia a qué organización terrorista?

Para imponer un bloqueo diplomático y económico a Doha, Riad se escudó en acusaciones de desestabilización de la región por el apoyo de Catar a los grupos vinculados con Irán y con los islamistas de Hermanos Musulmanes, pero sobre todo por apoyar a terroristas. De esta forma Riad buscó desviar la atención de otras acusaciones similares lanzadas en su contra por el presidente de EE.UU., Donald Trump, escribe la experta Mariana Bélenkaia para el Centro Carnegie de Moscú.

Según ella, los expertos no se pueden poner de acuerdo sobre cuál de estos dos países, Arabia Saudita y Catar, financia a cuál de las principales organizaciones terroristas en Siria, el Estado Islámico (EI) y el Frente Al Nusra. Así, mientras unos opinan que la financiación del EI proviene de fondos saudíes y la del Frente Al Nusra de los cataríes, otros piensan que es, precisamente, al revés. Lo mismo se puede plantear sobre EAU y Kuwait.

Castigo por su amistad con Irán

Otro motivo para justificar este bloqueo sería la "política demasiado desafiante" de Catar, país cuya riqueza le ha permitido actuar de forma "poco ordinaria" e independiente de Riad, buscando más influencia en la región, según la experta. Catar mantiene vínculos abiertos tanto con Israel, como con Irán, con el que "comparte de pacíficamente uno de los yacimientos del gas más grandes en el mundo, el South Pars-North Dome", recuerda Bélenkaia.

"Ahora, en el marco de la campaña antiiraní emprendida por Arabia Saudita con la bendición del presidente de EE.UU., Donald Trump, a Riad le llegó la hora de rendir cuentas con Irán", opina Belenkaia.

En qué se traduce el bloqueo a Catar

  • El 5 de junio Arabia Saudita, EAU, Baréin y Egipto rompieron relaciones diplomáticas con Catar. Más tarde hicieron lo propio Maldivas, Mauricio, Mauritania y el gobierno provisional de Libia. Jordania y Yibuti rebajaron el nivel de sus misiones diplomáticas, mientras que Senegal, Níger y Chad retiraron a sus embajadores.
  • A partir del 18 de junio Arabia Saudita decretó el cierre completo de su única frontera terrestre con Catar, a través de la cual adquiría la mayoría de productos básicos.
  • Doha fue excluida de la coalición arábiga que combate a los hutíes en Yemen.
  • Arabia Saudita, EAU y Egipto vetaron la señal de la cadena de televisión catarí Al Jazeera y otros recursos de información de este país.
  • Kuwait y Omán son los dos únicos países del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo que no se han unido a este bloqueo.

¿Cederá Catar?

El cierre de su única frontera terrestre y la amenaza de bloqueo marítimo representan una grave amenaza para Catar, que "depende casi totalmente de las importaciones", recuerda la experta. Sin embargo, este país tiene recursos suficientes para seguir adelante, pese a la presión, con su política independiente.

Los 'activos' en disposición de Catar

  • Catar es uno de los mayores exportadores de gas del que dependen no solo sus 'vecinos' —EAU, Kuwait y Egipto—, sino también países como Japón o India, recuerda Bélenkaya.
  • La cadena de televisión catarí Al Jazeera goza de mucha influencia en toda la región árabe y jugó un papel muy importante "organizando protestas" en Egipto, Libia y Siria durante la Primavera Árabe, recuerda la experta.
  • Además del apoyo que le dispensa Irán, Catar cuenta con el fuerte respaldo de Turquía, ya que la ideología del partido gobernante turco y de los Hermanos Musulmanes, cuyos líderes se encuentran refugiados en Doha, "es casi idéntica".
  • En 2003 EE.UU. trasladó de Arabia Saudita a Qatar su base militar, un factor de gran importancia geoestratégica en Oriente Medio.
  • En Catar se encuentra la 'sede' de la organización palestina Hamás.

El futuro de Catar depende mucho de si los países liderados por Arabia Saudita deciden o no iniciar el bloque marítimo, lo que supondría "un precio demasiado alto para la economía mundial", opina Mariana Bélenkaia.

"Nadie necesita la guerra, así que se trata de una chantaje y reparto del poder en la región", opina. "Sería ingenuo pensar que el abandono por Catar de la arena política resolverá los problemas del Oriente Medio y conduce a la victoria sobre el terrorismo", concluye la experta.

Retos en el camino de un Kurdistán de Irak independizado


La región semiautónoma del Kurdistán de Irak y el tema de su independencia ha sido, durante décadas, una de las cuestiones complicadas del Oeste de Asia.

El Parlamento de la región del Kurdistán iraquí fijó para el próximo 25 de septiembre un referéndum de independencia de Irak.

En este artículo estudiamos los desafíos por delante de la independencia de esta región, además de analizar los motivos de la oposición de las potencias regionales a esta medida.

Kurdistán de Irak

Esta región limita con Irán al este, Turquía al norte, Siria al oeste y con el resto de Irak al sur. La invasión de Irak en 2003 por una coalición encabezada por Estados Unidos y los subsiguientes cambios políticos en el Irak después de Sadam Husein, el exdictador iraquí, dieron lugar a la ratificación de la nueva constitución iraquí en 2005. La nueva Constitución iraquí establece que el Kurdistán iraquí es una entidad federativa reconocida por Irak y por las Naciones Unidas.

Actualmente su autoridad recae sobre las provincias de Erbil, Dahuk y Sulaymaniyah, así como la autoridad de facto sobre más de la mitad de Kirkuk (al-Ta'mim) y partes de las provincias de Diyala, Salah ad-Din y Nínive.

Desde 2005, esta región ha intentado a conseguir su independencia como un país soberano, algo que no se materializó. Sin embargo, las actividades de terroristas Daesh en Irak y la ocupación de los territorios occidentales iraquíes motivaron la cooperación entre el gobierno central y la región semiautónoma del Kurdistán para combatir el terrorismo. Dicha colaboración y el rol importante y eficaz de los kurdos en hacerles retroceder a los terroristas, le dio a Kurdistán iraquí la motivación de buscar su independencia.

En estas circunstancias, el Parlamento de esta región aprobó la celebración de un plebiscito separatista. La medida recibió la luz verde después de las reuniones del presidente Masud Barzani con los grupos políticos kurdos.

Si bien, la implementación del referéndum y una posible victoria del Sí no suponen la independencia de esta región, podría considerarse como un documento fiable para las autoridades kurdas con el fin de pedir la formación de un país soberano más tarde y un tiempo oportuno. 

No obstante, hay que señalar que las autoridades kurdas para llevar a cabo este plebiscito necesitan el apoyo de tres grupos: partidos kurdos, el gobierno central, los vecinos y potencias mundiales. Algo que de momento y teniendo en cuenta las circunstancias actuales, parece poco probable.

Los retos por delante del referéndum

A nivel local, parece que Barzani no tiene ningún problema para la celebración del plebiscito ya que ha atraído el apoyo de la mayoría de los partidos kurdos, pese a algunas discrepancias que existe entre ellos y Barzani.

No obstante, a nivel nacional, existen problemas. Teniendo en cuenta el sistema federal del país y que sobre cosas como la celebración de un referéndum tiene que haber la luz verde del gobierno central, Barzani tendrá desafíos importantes.

La nueva Constitución iraquí aprobada en 2005, enfatiza preservar la integridad territorial del país, mientras, la independencia de la región de Kurdistán significa la división de Irak y la reducción de este país limita su rol en los asuntos regionales. Razón por la cual, pese a la aprobación del parlamento regional, Bagdad se opondrá a esta iniciativa, tal como lo han declarado en reiteradas ocasiones las autoridades iraquíes.

Pero los retos no se limitan al gobierno central, sino también a nivel regional e internacional. Si bien, el tema de la realización del plebiscito del Kurdistán de Irak es un tema local, la cuestión de los kurdos es un tema internacional desde el inicio de la Primera Guerra Mundial. 

En primer lugar, los vecinos de Irak, es decir, Irán y Turquía que cuentan con población kurda dentro de sus territorios, se oponen contundentemente a esta medida. Y esto significa que incluso de ser independizada la región de Kurdistán iraquí ellos no podrían mantener relaciones comerciales, militares ni políticas por estar rodeado por estos dos países y el mismo Irak.

Además, un supuesto inicio del proceso de la independencia de la región mencionada, afectaría la integridad territorial de Turquía e Irán, al provocar a los kurdos residentes en estos dos países a conseguir lo mismo. Algo que de ser materializado intensificaría el caos y la tensión en el Oeste de Asia mientras todavía sigue vigente la amenaza de Daesh y el extremismo.

En este sentido, el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, advirtió: “adoptar decisiones unilaterales y contrarias a la Constitución en la actual coyuntura, es decir, cuando Irak atraviesa una compleja situación y es blanco de esfuerzos malévolos para prolongar la inestabilidad en su suelo, solo multiplicaría los problemas”.

Una realidad que también motivó a las potencias mundiales como Rusia, EEUU y los países europeos reaccionar al respecto y que consideren inoportuna tal separación.

Con todo lo expuesto se puede decir que la celebración del referéndum independentista de los kurdos iraquíes no es algo para nada fácil teniendo en cuenta la oposición interna y externa a tal medida que contribuiría a una mayor inestabilidad tanto en Irak como en Oeste de Asia.

La agenda terrorista Washington-Tel Aviv-Riad sobre Oriente Medio


Los atentados terroristas en Teherán han sido planeados por quienes han creado los grupos terroristas como Daesh o Al-Qaeda y por quienes los financian, el eje Washington-Tel Aviv-Riad.

Los ataques terroristas, el primero contra el mausoleo del Imam Jomeini (que descanse en paz), al sur de Teherán, mientras que el segundo en el Parlamento iraní, en el centro de la capital iraní han sido planeados y aceitados por quienes han creado los grupos terroristas como Daesh o Al-Qaeda y por quienes los financian, el eje Washington-Tel Aviv-Riad, la historia arranca en un reportaje publicado por el periódico británico “The Guardian” hace 10 días, donde se señala las presiones que se encuentra el presidente estadounidense Trump por parte del lobby israelí para que ajuste sus relaciones con el emirato de Catar, a raíz del apoyo sistemático de este último al Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), en contra de la ocupación israelí, y por su apoyo a los Hermanos Musulmanes y fundamentalmente su acercamiento a la República Islámica de Irán.

Así mismo el diario ingles The Guardian marca las declaraciones recientes del ex secretario de defensa de EE.UU., Robert Gates, que criticó el apoyo de Catar a HAMAS y su acercamiento a la República Islámica de Irán, pero por si falta algo mas de la iranofobia, el director del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Ed Royce, dijo que haría un decreto que castigara a aquellos países que apoyan a HAMAS y los Hermanos Musulmanes apuntando al emirato de Catar.

La agenda sionista sobre Medio Oriente impuesta por Estados Unidos se siente en el discurso de Donald Trump ante los líderes del mundo islámico en Riad, y en el que mencionó a HAMAS acusándolo de terrorismo y lo comparo con los terroristas de Al-Qaeda o el Daesh. 

Así mismo el carnal de Benyamin Netanyahu, donde el régimen de Tel Aviv, prácticamente gobierna en Washington, y la agenda exterior de Estados Unidos en Oriente Medio hizo un discurso histérico contra la República Islámica de Irán, acusándola de todas las conspiraciones terroristas del planeta, cumpliendo con el pacto israelí y el wahabismo.

La Casa Blanca y los asesores del Pentágono han dado a Arabia Saudí la orden de lanzar el ataque contra Catar y la luz verde para ser el amo y señor del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, integrado por países árabes ribereños del Golfo Pérsico), y dándole el ultimátum al emir catarí, el sheij Tamim bin Hamad Al Zani, para que cambie su posición con referencia de sus relaciones con Irán, sin poner en peligro la alianza estratégica entre Washington y Doha, que aloja la mayor base de la Fuerza Aérea estadounidense de toda la región de Oriente Medio.

La Casa de los Al-Saud, criminales desde su origen junto a la marioneta de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) tienen por objetivo eliminar todo aquel que tenga relaciones con Irán y la resistencia palestina. Así se confirma con los correos electrónicos filtrados: donde los EAU a través de su embajador en Washington Yousef al-Otaiba, prepara una reunión para este mes de junio con un grupo del lobby sionista, la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD), aliada del primer ministro israelí Benyamin Netanyahu, para coordinar acciones contra sobre Catar y Al Jazeera, "Al Jazeera acusada como un instrumento de inestabilidad regional" y contra la potencia persa. Al Jazeera tiene su sede en Catar y está financiado por el Estado catarí.

Esta reunión al más alto nivel de los EAU y el régimen sionista israelí se incluye las posibles políticas entre EE.UU. y los EAU con el fin de impactar en la situación interna de Irán. Entre la lista de políticas se encuentran las acciones políticas, económicas, militares, de Inteligencia y cibernéticas, como escenario para posible respuesta a contener y derrotar la potencia iraní. En un correo filtrado, el lobby sionista envía al embajador emiratí en Washington, el proisraelí Yousef al-Otaiba una lista de empresas que invierten en la República Islámica de Irán, para que presione a esas compañías para boicotear los negocios y las inversiones con el país persa.

Pero si faltaba la cereza en el postre de odio irracional saudí, el presidente Salman al-Ansari del Comité de Asuntos Públicos de Relaciones Públicas de Arabia Saudí (SAPRAC) con sede en Washington declaró a través de su cuenta en ‘Twitter’ que el supuesto apoyo del emir de Catar a Irán y sus "insultos" contra Riad podrían llevarlo a sufrir el mismo destino que el presidente depuesto de Egipto, Mohamed Morsi, enviando un mensaje amenazante al emir de Catar , Tamim bin Hamad Al-Thani por situarse del lado del gobierno iraní, y su insulto al custodio de los dos Mezquitas sagradas: "Quiero recordarles que Mohamad Mursi hizo lo mismo y terminó aislado y encarcelado", Mohamad Mursi, el ex presidente de Egipto que fue derrocado en un golpe militar en julio de 2013. Recordemos que este siniestro personaje Al-Ansari como lo son todos los criminales del régimen monárquico saudí, invitara a Israel a contribuir al con el plan económico de Arabia Saudí, Visión saudí 2030.

Se ha montado la agenda sionista en Oriente Medio, bajo la acusación de que Catar apoya el terrorismo y con una campaña mediática hostil donde la campaña viene "particularmente de los Estados Unidos del Pentágono y el régimen de Tel Aviv y su marioneta en Riad".

Antes de los ataques terroristas de Daesh, se comenzaron a visualizar la verdadera planificación intelectual de estos ataques, con las declaraciones realizadas por el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamad Bin Salman Al Saud, quien el mes pasado dijo que el objetivo principal de su país es llevar la lucha por la influencia regional dentro de las fronteras de la República Islámica de Irán, recordemos que la Casa Al-Saud financia al grupo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés), para que cometa atentados contra Irán, en coordinación con la inteligencia israelí.

Y por cierto horas antes de los ataques de Teherán, el canciller saudí Adel al-Yubeir había dicho que la República Islámica de Irán debe ser “castigada” por lo que consideró “interferencia” en la región, y había afirmado que Teherán es el principal apoyo del terrorismo en el mundo, dejando en claro la intelectualidad de los atentados contra la nación persa.

Queda claro que los terroristas de Daesh son el brazo extendido de Arabia Saudí, en forma oficial.

Estos ataques terroristas contra Irán, son contra el Islam, donde nos encontramos en el mes sagrado de Ramadán, y donde los pueblos del mundo debemos unificar fuerzas para enfrentar el peligro que representan los terroristas creados y financiados por el régimen sionista de Israel, Estados Unidos y Arabia Saudí, porque estos ataques terroristas contra Teherán, son crímenes contra la humanidad entera, que no se rinde y no se deja robar su dignidad ante aquellos que quieren imponer la agenda de la muerte y la destrucción al mundo. 

Nota: Este articulo es en memoria de los mártires iraníes, mi mayor homenaje a ellos, a sus familias y al gran pueblo iraní, hoy la humanidad está de luto, hoy todos somos Irán.

miércoles, 14 de junio de 2017

Siria: ¿Cuál es el significado de la victoria estratégica de Al Tanf?


El pasado 12 de Junio, quedó abierta la frontera entre Siria e Iraq y los camiones comenzaron a cruzar, por primera vez en años, en ambos sentidos, con mercancías de cada país con destino al otro. Esta apertura llevará a un rápido desarrollo de las relaciones económicas entre Siria e Iraq y, más ampliamente, entre esos países con el Líbano e Irán. La circulación en la ruta se reanudó después de que las fuerzas aliadas limpiaran la frontera de las minas y trampas explosivas dejadas tras de sí por los terroristas del EI.

Las tropas sirias y de Hezbolá alcanzaron el pasado 9 de Junio el límite con Iraq e izaron la bandera nacional siria en su lado de la frontera. Este hecho irá ampliando su alcance en las próximas semanas, según lleguen las fuerzas aliadas a más puntos fronterizos de la larga frontera de 630 kms de longitud. Se trata, pues, de un acontecimiento geopolítico de gran importancia, que va a cambiar rápidamente la situación estratégica en la región.

Este avance de las tropas sirias y la liberación de los puntos fronterizos permitirá la creación de una vía terrestre entre Damasco y Bagdad y, más extensamente, entre Teherán y Beirut. Esto hará posible que la ayuda iraní a Siria llegue más fácilmente por tierra a partir de ahora en lugar de por aire o por mar. Asimismo, esto supondrá una aceleración del declive del EI en Siria e Iraq para disgusto de sus patrocinadores. El significado de esta victoria ha quedado reflejado por la presencia en la frontera del cerebro gris de las operaciones anti-EI en Siria e Iraq, el célebre general Qassem Soleimani, jefe de la Fuerza Al Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán.

EEUU intentó mediante amenazas y ataques aéreos frenar esta victoria en Al Tanf, pero fue incapaz de lograrlo. Un grupo de fuerzas especiales estadounidenses se desplegó en la zona y el mando norteamericano advirtió al Ejército sirio y Hezbolá en contra de “todo intento destinado a aproximarse al perímetro de seguridad”, que los propios estadounidenses habían creado de forma unilateral.

Indiferentes ante tales amenazas, el Ejército sirio y Hezbolá dejaron claro que no se detendrían ni permitirían la violación de la soberanía de Siria y advirtieron que una mayor implicación de EEUU arrastraría a este país a una guerra no sólo contra Siria, sino también contra la Resistencia libanesa e iraquí y también contra Rusia e Irán. Por lo tanto, el eje de la Resistencia siguió adelante con sus planes y nada pudo hacerlo volver atrás: ni tres bombardeos norteamericanos contra sus posiciones desde el 19 de mayo ni las presiones políticas.

Desde el punto de vista militar, la llegada a la frontera del Ejército sirio bloquea el traslado de los grupos armados apoyados por EEUU hacia Deir Ezzor, donde el Ejército sirio va a librar otra importante batalla para levantar el asedio del EI a la ciudad y la base aérea y para llegar a un nuevo punto en la frontera entre Siria e Iraq. Esto, unido a la debilidad de los grupos terroristas aliados de EEUU, significa la victoria indiscutible del Ejército sirio en la batalla de la frontera.

Consecuencias de la victoria

La comunicación entre Siria e Iraq cambiará, pues, las ecuaciones regionales e impondrá una nueva realidad que afectará no sólo al Oriente Medio árabe, sino al mundo islámico en su conjunto. Ella significa, en primer lugar, el fin de los sueños de los enemigos de Siria para derrocar al gobierno legitimo del presidente Bashar al Assad, cuya victoria ahora es indiscutible y una cuestión de no mucho tiempo. También pone fin al plan para la división de Siria, ya sea política o administrativa.

En segundo lugar, refuerza la cohesión dentro del eje de la Resistencia, que va desde Irán al Líbano y al que probablemente se reincorporará en breve Hamas.

En tercer lugar, supone otro golpe más contra la llamada “cumbre de Riad”, que ya había quedado prácticamente muerta después de la crisis de Qatar y la negativa de la gran mayoría de estados árabes e islámicos a seguir la pauta saudí y decretar sanciones contra ese país. Arabia Saudí ha demostrado ser un estado impotente y con poca influencia, que se crea enemigos rápidamente y se halla inmerso ahora en varios conflictos contra Yemen, el pueblo de Bahrein, Qatar y la población de la Provincia del Este en un conflicto que se prolonga ya durante un mes. Los Hermanos Musulmanes y Hamas han sido los últimos en añadirse a la lista.

En cuarto lugar, la victoria de Al Tanf ha arruinado las esperanzas del régimen israelí tras la dosis de optimismo insuflada en el mismo por la cumbre de Riad. La reincorporación de Hamas al eje de la resistencia fortalecerá a la organización palestina en Gaza y esto supone una grave fuente de preocupación para los israelíes, como también lo es el restablecimiento de vínculos estrechos entre Turquía e Irán y entre esos países y Qatar.

Por último, la unión y comunicación del Ejército sirio con el iraquí y con las milicias de las Fuerzas de Movilización Popular de Iraq creará una poderosa fuerza capaz de destruir al EI en un período corto de tiempo y más teniendo en cuenta que los combatientes sirios e iraquíes cuentan con el apoyo de Irán, el Hezbolá libanés y Rusia, que luchan junto a ellos en el campo de batalla. Esta poderosa fuerza es suficiente no sólo para concluir victoriosamente la guerra en Siria sino para poner fin a la amenaza del terrorismo en la región.

La crisis de Qatar lleva a un cambio en las alianzas en Oriente Medio


Cuatro días han pasado desde los atentados terroristas de Teherán e Irán ha eliminado a los terroristas que tomaron parte en ellos y al cerebro de los atentados, que tuvieron lugar poco después de las amenazas del segundo príncipe heredero y ministro de Defensa de Arabia Saudí, Muhammad bin Salman, y de su ministro de Exteriores, Abed al Yubair, contra Irán.

Irán, sin embargo, no se ha precipitado a la hora de reaccionar contra los patrocinadores de los atentados teniendo en cuenta la crisis generada por el conflicto entre Arabia Saudí y Qatar, que viene a sumarse al incremento de las tensiones dentro de Bahrein y de la provincia del Este de Arabia Saudí y a la continuación de la guerra en Yemen.

Estos hechos han coincidido también con la firma el pasado sábado de un acuerdo entre Irán y Boeing, la empresa aeronáutica norteamericana, para la compra de 30 aviones de pasajeros por parte de Irán con un valor de 3.000 millones de dólares y con una opción de compra de otros 30 aparatos posteriormente.

De este modo, Teherán acumula la presión sobre la Administración Trump porque Boeing tiene la necesidad de la aprobación del Tesoro de EEUU para el acuerdo con Irán. Cabe señalar que Washington está obligado a dar a la luz verde a la transacción en base al acuerdo nuclear firmado con Irán. En otras palabras, Teherán espera atraer a EEUU a un proceso de relaciones económicas que se reforzarán y se expandirán progresivamente, lo cual contribuirá a hacer descarrilar el plan saudo-israelí que consiste en incitar a una confrontación entre EEUU e Irán.

Irán genera, pues, oportunidades de exportación para las empresas estadounidenses. Esto representa un potencial de creación de miles de empleos para la economía de EEUU, lo cual irónicamente supone, por otra parte, un ejemplo de aplicación del modelo “EEUU Primero” promovido por el Presidente Donald Trump. Ésta es una formula ganadora para ambos países porque Irán tiene igualmente necesidad de inversiones y de capitales occidentales, en particular para el desarrollo de la industria petrolífera. Esto sin contar que sí las empresas norteamericanas comienzan a operar en el mercado iraní, este hecho daría también un impulso a las empresas europeas para hacer lo mismo.

Dicho esto, la política regional de Irán continúa en la buena vía, sean cuales sean la táctica y la retórica de la Administración Trump para mantener la presión. Irán ha logrado una victoria importante durante el pasado fin de semana cuando las tropas gubernamentales sirias y sus aliados, apoyados por Teherán, alcanzaron el punto de paso estratégico de Al Tanf, en la frontera iraquí. El paso hacia Deir Ezzor de los militantes apoyados por EEUU en el sur de Siria ha quedado cortado.

Durante este tiempo, Teherán ha restablecido sus contactos de alto nivel con los dirigentes de Hamas. El sábado, Hamas anunció que una delegación dirigida por su nuevo jefe, Ismail Haniyeh, que ha reemplazado recientemente a Jalid Meshaal, visitará la capital iraní con el fin de reforzar los vínculos con Irán, que sufrieron una dura prueba después de la partida en 2011 de Meshaal de Damasco, donde había residido durante varios años, para ir a Doha (Qatar), lo cual supuso una forma de mostrar el apoyo a la postura de Turquía y Qatar en la crisis siria.

La reunión de los dirigentes de Hamas en Teherán es muy importante puesto que la organización palestina es una emanación de los Hermanos Musulmanes y Qatar está bajo presión de Arabia Saudí para que rompa sus relaciones con ambos. El encuentro tendrá lugar en el marco del apoyo de Irán a Qatar en su disputa con Arabia Saudí y ambos hechos refuerzan también la relación de Irán con Turquía. El presidente Recept Tayyip Erdogan continúa apoyando a Hamas, a los Hermanos Musulmanes y a Qatar.

Por otro lado, la reanudación de las relaciones entre Irán y Hamas ejerce una presión sobre Arabia Saudí e Israel en un momento en el que el nivel de entendimiento mutuo entre Riad y Tel Aviv ha aumentado en estos últimos tiempos sobre el trasfondo de la política de la Administración Trump, que busca promover activamente la idea de una normalización árabe-israelí, a la que se oponen los pueblos de la región.

La tesis de Jared Kushner (el yerno judío ortodoxo de Trump y su principal consejero en política exterior) es la de una paz “que venga del exterior”, es decir, la firma de tratados de paz entre los estados árabes e Israel para generar una buena voluntad y nuevas relaciones diplomáticas, lo que, según él, contribuiría a hacer progresar el arreglo palestino-israelí en lugar del enfoque tradicional de buscar la paz mediante negociaciones que “partan del interior” y que da la prioridad al logro de un acuerdo palestino-israelí.

La visita de Trump a Riad el pasado mes fue llevada a cabo a demanda de Israel, que ha creado la narrativa de que puede crearse una alianza entre las monarquías árabes del Golfo y la entidad sionista en base a su común hostilidad hacia Irán. Por supuesto, el cálculo israelí no es el mismo que afirma la teoría de Kushner. Para Israel, los posibles tratados de paz con los regímenes del Golfo (modelados en base a los existentes con Egipto o Jordania) acabarían por convertir la causa palestina en obsoleta y levantarían o suavizarían la presión sobre Israel para que ponga fin a la ocupación y devuelva los derechos a los palestinos, incluyendo la creación de un estado palestino independiente.

De manera significativa, al comentar la próxima visita del líder de Hamas, Haniyeh, a Teherán, el influyente diario Tehran Times escribe lo siguiente:

“Mientras que la crisis siria creó un foso entre Irán y Turquía a partir de 2011, la crisis de Qatar les ha llevado a una alianza que algunos creen que representa la mejor oportunidad para recomponer sus relaciones. Turquía e Irán apoyan a Qatar y a Hamas”.

De este modo, la aproximación entre Irán y Hamas y entre Turquía e Irán podría dar al traste con los planes israelíes (elaborados por Kushner y Jason Greenblatt, otro judío ortodoxo asociado a la organización de Trump. Los tres países -Qatar, Turquía e Irán- creen que la nueva ofensiva norteamericano-israelo-saudí contra el “terrorismo” es la metáfora de un asalto total contra los Hermanos Musulmanes, para etiquetar a este movimiento como “terrorista” y llevar a Hamas a un aislamiento y destruir el movimiento de resistencia palestino de una vez y por todas.

Lo que es seguro es que Turquía e Irán han tomado nota de que el Oriente Medio musulmán ha mostrado su rechazo a unirse al frente anti-Qatar promovido por Arabia Saudí -incluyendo Jordania, que se ha limitado a una decisión cosmética de rebajar el nivel de relaciones con Qatar, y Marruecos, que ha ofrecido ayuda alimenticia a Qatar y cuyos ulemas han condenado el bloqueo contra ese país-. Irán, Turquía, Iraq, Líbano, Kuwait, Omán, Argelia, Sudán y Túnez se han disociado de la estrategia saudí, lo que ha servido para poner de relieve la falta de influencia real del régimen saudí en la región. Turquía ha rechazado el embargo saudí contra Qatar y enviará tropas a proteger al emirato.

Presidente Assad se mezcla entre su pueblo en la Feria de Ramadán de Damasco


El presidente sirio, Bashar Al Assad, recorrió las instalaciones de la Feria de Damasco, destinada a las oferta de los más variados productos para el consumo del pueblo, según mostraron el viernes videos y fotos difundidos en la capital.

En las imágenes aparece el mandatario cuando discretamenmte vestido y sin despliegues sensacionalistas de seguridad personal, arriba a media tarde del jueves a zonas del evento en el céntrico barrio capitalino de Mezzeh y entra en un contacto espontáneo con el numeroso público asistente.

En cada estand visitado Al Assad estableció diálogos, comprobó los artículos disponibles a precios muy accesibles e indagaba con los productores sobre la calidad y presentación de los objetos en exhibición y venta, mostrados en los cuatro minutos y 26 segundos que dura la proyección.

Durante el recorrido y sin nada de guión cinematográfico preparado, el presidente recibió apretones de manos, abrazos y palabras de hombres, mujeres y niños, muchos de los cuales se abrazaron a su cintura o le dieron un beso sin dejar de sonreír.

Mujeres con el clásico velo musulmán, otras con típicas vestimentas que reflejan el amplio entorno social presente en Damasco, expresaban en las imágenes una satisfacción pública por la visita, inesperada, a plena luz del día y en medio de una Feria destinada a satisfacer las necesidades populares en medio del sagrado mes del Ramadán.

Testigos del hecho, entrevistados brevemente, relataron sus impresiones, el tremendo impulso moral que esas acciones representan cuando toda Siria se enfrenta con decisión, coraje y firmeza a una guerra terrorista impuesta.

Al Assad, quien hace apenas una semana recibió a 34 personas, entre ellas dos mujeres liberadas de manos de los terroristas, es para sus connacionales, tal y como expresaron los testimoniantes del mencionado recorrido, el significado estimulante para continuar la lucha por la soberanía e independencia de la nación.

La figura y accionar del mandatario de 51 años de edad, oftalmólogo de profesión, es continuamente satanizada y tergiversada por los grandes medio de difusión de Occidente y la región, quienes jamás publican imágenes como éstas o mencionan y divulgan sus constantes contactos con el pueblo.

Para una buena parte de los sirios, los seis pies y dos pulgadas de estatura del presidente representan no solamente un símbolo físico, sino uno que llena de moral y autoridad espiritual a quienes defienden los valores de convivencia por encima de bases confesionales, políticas o sociales.

La cadena iraní Press TV ha publicado un vídeo de la visita del presidente a la Feria

lunes, 12 de junio de 2017

No lo parece, pero el movimiento político de Gadafi podría volver a escena en Libia


Durante un fin de semana del pasado mes de diciembre 2016, un vuelo de Afriqiyah Airways que partía de Sebha, ciudad al sudoeste de Libia, y con destino la capital del país, Trípoli, fue secuestrado y dirigido hacia Malta. Las negociaciones con los dos secuestradores duraron cerca de tres horas. Los dos hombres, Subah Mussa y Ahmed Ali, se entregaron finalmente a las autoridades de Malta. Cuando desembarcaron del avión, Mussa sostenía una pequeña bandera verde, símbolo de la Resistencia Verde de Muamar el Gadafi. Afirmó que ambos habían dirigido esta operación con el fin de impulsar su nuevo partido, al-Fateh al-Jadid. El nombre, el nuevo Fateh, es significativo, pues hace referencia al término con el que bautizo Gadafi el mes de septiembre, fecha en la que dio el golpe de Estado (septiembre de 1969).

Además, puesto que el secuestro fue bastante breve y parecía ser simplemente una pequeña muestra de la anarquía que reina en Libia, se le prestó muy poca atención. Los hombres usaron armas réplica de modelos originales y parecieron desinteresados en el uso de la violencia. Mostraron su punto de vista político y lo dejaron estar. Los medios de comunicación de Occidente señalaron que los hombres habían secuestrado el avión para huir de Libia hacia Europa como refugiados. Pero no hay ninguna indicación que muestre que esta fue su motivación. La pequeña bandera verde mostraba otras pretensiones.

Sebha, desde donde partió el avión secuestrado, es un cruce de caminos en el Sáhara libio. Las carreteras de las ciudades del norte del país, donde vive una gran mayoría de la población, se unen aquí para dividirse después hacia Argelia y Níger. Después de los bombardeos de la OTAN en este país, la costa norte de Libia cayó en el caos y aparecieron grupos de milicias controlando el territorio para saquearlo y defendiendo a un Dios. El sur de Libia, en concreto la región de Fezzan, ha sido bastión de los defensores de Gadafi, muchos de ellos huyeron de Argelia y Níger durante la guerra con la OTAN. Los dos líderes más destacados, el General Ali Kana y el General Ali Sharif al-Rifi, se refugiaron en Agadez. Cuando todo se calmó, el General Ali Kana regresó a la zona de Sebha, donde inició a consolidar su base de apoyo.

Uno de los mayores tópicos de la Guerra de la OTAN en 2011 fue que el pueblo de Libia se unió para enfrentarse a un pequeño círculo de simpatizantes de Gadafi. En otras palabras, un pequeño apoyo de los bombarderos de la OTAN liberaría a Libia y se la devolvería al pueblo libio. Pero en esta idea no se habla del amplio apoyo con el que contaba Gadafi, sin duda no de la mayoría de la población pero sí de importantes grupos del país. En la región de Fezzan, donde destaca la ciudad de Sebha, la población tenía pocas quejas contra el régimen de Gadafi. Incluso en las dos principales ciudades rebeldes, Benghazi y Misrata, eran evidentes núcleos de simpatizantes de Gadafi. Pero la fuerza del apoyo de la OTAN hacia el levantamiento significó que solo aquellos insensatos seguirían luchando hasta el fin. Los defensores de Gadafi o huyeron del país o se escondieron en subterráneos. Aquellos que intentaron esconderse fueron descubiertos por las milicias vencedoras y bien fueron ejecutados sumariamente o encarcelados (hay cerca de 10.000 personas en esta situación que siguen encarcelados desde 2011 sin haber sido juzgados).

El aliado cercano de Gadafi, Khuwaildi al-Hamidi, que murió en un hospital de El Cairo en 2015, formó el Movimiento Popular Nacional Libio en Egipto. Estaba deseoso de presentarse como candidato a las elecciones del 2012 con el fin de demostrar la fuerza de la Resistencia Verde, nombre otorgado al movimiento pro-Gadafi. Pero el nuevo gobierno, apoyado por Occidente y por los países del Golfo, prohibieron el movimiento y rechazaron el uso de cualquiera de los símbolos vinculados a la era Gadafi (Ley 37 y 38). En otras palabras, el sentimiento pro-Gadafi tuvo que desarrollar su política de forma clandestina. Al-Hamidi y sus asociados lo dejaron claro en 2013: su objetivo no era la nostalgia. Durante la década anterior a la guerra de la OTAN, esta gente había luchado contra la venta de tierras libias y de sus recursos a capitales privados. Esta batalla los dirigía directamente hacia un conflicto con el hijo de Gadafi, Saif al-Islam Gadafi (ahora libre después de años en cautiverio). El patriotismo de esta Resistencia Verde, tal y como afirmó al-Hamidi, debería medir su fe a la revolución de 1969 y a sus objetivos.

La política clandestina tiene sus límites. Empezaron a resurgir pequeños grupos alrededor del país, incluyendo en Sirte (en ese momento dominado por el ISIS) y en Derna (previamente dominado por el ISIS y ahora por una versión ligera del ISIS). En ocasiones, estos grupos saldrían ondeando sus banderas verdes, coreando lemas a favor de Gadafi. El peligro de la toma del país por grupos de la milicia y gobiernos rivales, un país repleto de armas y testosterona, ha conducido a la gente normal de la calle a mirar con nostalgia la era Gadafi. En 2015, durante el cuarto aniversario de la muerte de Gadafi, las consignas coreadas desde Bani Walid hasta Benghazi fueron reveladoras, “inshallah ashra Saddam, ashra Muammar” (“Que Dios envíe diez Saddams, diez Muamars”). Lemas como el de “Muamar es el amor de millones de personas” empezaron a aparecer en las paredes. En Sebha, protestantes ondearon banderas verdes por las calles y cuando un avión de combate volaba bajo para intimidarlos, ellos disparaban al aire.

Fezzan, la región sudoeste, no fue inmune a las fisuras de tribus y clanes que habían provocado el levantamiento en el 2011 y sus posteriores consecuencias. Una larga enemistad entre los Tabu y los Tuareg arrasó Fezzan. En los alrededores de la ciudad de Awbari, en la frontera, el conflicto desembocó en una guerra abierta en 2014. Diferentes gobiernos en Trípoli y en Tobruk/Al-Bayda avivaron las diferencias de estas zonas del sur, donde el petróleo descansa bajo el desierto de arena. El Gobierno de Argelia cerró rápidamente la frontera, temiendo que los Tuareg usaran sus vínculos regionales para ensanchar el conflicto al mismo tiempo que Al-Quaeda en el Maghred había empezado a atacar en el interior de Argelia (después de que fueran expulsados de Mali). La existencia de una base militar francesa en Níger, no muy lejos de Libia, al igual que la presencia militar de Estados Unidos en Libia y el dominante contrabando trans-Sáhara complica el conflicto Tuareg-Tabu bastante más. En noviembre del 2015, los representantes de las dos partes firmaron un acuerdo de paz que ha sido siempre respetado, excepto por causa de ciertas tensiones en enero de este año.

La consolidación de la Resistencia Verde requería este acuerdo de paz. La base del apoyo del General Ali Kana son los Tuareg, mientras que el nuevo partido político (al-Fateh al-Jadih), que fue anunciado con el secuestro del avión, tiene sus raíces en los Tabu. Cuando el Primer Ministro de Libia, el Ministro Fayez al-Serraj visitó la ciudad del suroeste, Ghat, situada en la frontera con Argelia, fue recibido con protestas de la Resistencia Verde. Esto fue una semana antes del secuestro y parece indicar una mayor autoestima de los simpatizantes de Gadafi.

En un viaje relámpago por el desierto, el Ejército Nacional Libio dirigido por el General Khalifa Hafter, trajo esas tropas a Sebha a finales de diciembre del 2016. Por ahora, han sido parados por la milicia “Tercera Fuerza” de Misrata, que ha avanzado hacia el sur para bloquear el avance de Hafter. Hafter, que cuenta con el apoyo de Egipto, de Emiratos Árabes y ciertamente de Francia, se ha visto envuelto en una gran batalla contra grupos extremistas en Benghazi y otras zonas del este de Libia. Afirma ser el ejército libio legítimo, pero rechaza estar bajo mando civil ni del débil gobierno del Primer Ministro al-Serraj, respaldado por la ONU, ni de su opositor, quien se basa en varios partidos políticos Islámicos. Para complicar más las cosas, Hafter, quien fue un recurso de la CIA, fue a Moscú a finales de noviembre para buscar ayuda en su lucha. La alineación de hombres poderosos en búsqueda de ayuda rusa para combatir el terrorismo le ha abierto una puerta a Hafter y posiblemente le ha dado a Rusia su primera representación dentro de Libia. Existen rumores que señalan que el ejército sureño de Ali Kana se ha unido al Hafter y otras fuerzas pro-Gadafi están considerando hacer lo mismo.

Pero Tahar Dehech, un aliado cercano de Gadafi, sugiere que la Resistencia Verde se ha construido y resurgirá siempre por su cuenta. Cuando se le preguntó sobre la alianza con Hafter, Dehech fue tajante: “Hafter ha contribuido a la destrucción de Libia desde 2011. Es americano. Tiene su propia agenda. Los soldados verdes, que se unieron a él probablemente pensasen en salvar a Libia desde el interior, pero no será así”. Dehech afirma que la Resistencia Verde persistirá en 2017. Los hombres que secuestraron el avión a Malta puede que no estén de acuerdo con él. Lo mismo sucede con los soldados del ejército de Ali Kana. Es difícil predecir si su reaparición ayudará a una Libia que se encuentra hecha pedazos por la violencia.

Fuente: Alternet News

jueves, 8 de junio de 2017

Guerra Patriótica de Siria al 08-06-2017: Ejército y aviación militar atacan en Raqqa, campo este de Alepo y campo de Salamiyeh


La aviación siria destruyó convoyes de vehículos de los terroristas de Daesh en el campo oeste de Raqqa, e infligió decenas de bajas y heridos entre sus filas durante operativos llevados a cabo contra refugios y rutas de movilidad de esta organización terrorista en los pueblos de Deir Mlehan, Debsi, Afnan, al-Qadisiya en los extremos oeste de la provincia de Raqqa.
Alepo
Asimismo, los cazas sirios bombardearon vehículos de terroristas de Daesh al este del pueblo de Wahibe Kabireh en el campo este de Alepo cerca de la frontera administrativa con la provincia vecina de Raqqa.
Durante las últimas pasadas semanas, el ejército sirio recuperó decenas de pueblos, localidades y fincas en el campo este de Alepo.
Hama
En el campo de Hama, la aviación militar atacó anoche y esta madrugada convoyes de vehículos de terroristas de Daesh mientras se movían de la localidad de Akeirbat, feudo principal de la organización terrorista en el campo este de Salamiye, hacia el este de Athraya, al norte de Abou Hbeiltat, y los pueblos de Hamalah y Tbbarat al Mreiyieh.
Los operativos aéreos causaron cuantiosos muertos y heridos a los terroristas de Daesh,y la destrucción de numerosos vehículos blindados, artillados y otros cargados de armas y municiones.
A todo ello, el reportero de SANA informó que una unidad castrense, en colaboración con las fuerzas de respaldo, lograron derribar un avión de reconocimiento de los terroristas de Daesh al sudeste de la localidad de Akareb en el campo este de Salamiyeh.
Asimismo, los uniformados sirios acabaron con dos terroristas de Daesh en el punto de al-Maslabi al norte de la localidad de Hur Bnafseh.
Es de recordar que el ejército sirio ha iniciado desde el principio del mes un curso una operación militar a gran envergadura destinada a erradicar el terrorismo de Daesh del campo este de Salamiyeh, y cortar las rutas de suministro estratégico a los mismos en la zona de Yeb al Yarrah y al Shaer en el campo este de Homs.
Deir Ezzor
De igual manera, unidades del ejército sirio abortaron ataques librados por terroristas de Daesh contra puntos militares en las colinas de Um Abboud y Syriatel en el eje sureño de la ciudad, donde causaron a los grupos atacantes numerosas bajas y pérdidas en su material bélico, según informó el reportero de SANA.
También señaló que la artillería siria bombardeó a un vehículo bomba conducido por un terrorista de Daesh antes de que llegara a un punto militar al sur de la ciudad de Deir Ezzor.
Asimismo la aviación militar realizó operativos en el lado oeste de la ciudad de Deir Ezzor, en los que aniquiló concentraciones y vehículos de la organización terrorista en Tallet Brok y Tallet al-Rasad.
Damasco-Campo
Mientras en el campo este de Damasco, las fuerzas armadas, secundados por fuerzas populares retomaron el control de la zona que se extiende desde la estación térmica hasta la colina de Dakweh.

Qatar, el nuevo chivo expiatorio


La decisión de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahrein y Egipto inicialmente de cortar la relación diplomática con el Estado de Qatar anunciada este lunes desata una nueva crisis en la región de Medio Oriente.

Esta medida es el corolario a una campaña de difamación iniciada por EAU hace meses que publicó varios artículos en la prensa estadounidense sembrando sospechas y dudas sobre los supuestos vínculos de Qatar con el terrorismo salafista.

En ellos se sugiere que el pequeño emirato fundó al grupo Daesh y que todavía hoy patrocina a Al Qaeda y a la cofradía de la Hermandad Musulmana, englobando así a todos estos grupos en la amenaza terrorista.

Varios analistas señalan que la reciente visita del presidente Donald Trump a Riad habilitó esta medida, ya que seguramente dio luz verde a los planes de EAU y Arabia Saudita para llevar adelante su agenda política de tomar represalias contra su vecino Qatar.

Se trata de la peor a la que se enfrentó el Consejo de Cooperación del Golfo desde su creación en 1981 y que aglutina a estos tres países junto con Bahrein, Kuwait y Oman.

Sin embargo, la medida drástica no es apoyada por toda la Casa real saudí, ya que a la interna se está produciendo una lucha intestina por la sucesión al trono.

El arquitecto del plan de boicot e intervención en la soberanía de Qatar es el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohamed Bin Zayed, aliado con el segundo príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salmán, hijo predilecto del rey Salmán, quien a sus 31 años se presenta como el rostro de la modernización del reino.

De hecho, se granjeó adversarios en el gobierno y la Casa real saudita por su excesivo ímpetu reformista y por ser responsable de la guerra que libra Arabia Saudí en Yemen, que causa estragos entre la población civil yemení y es un saco sin fondo para las arcas saudíes.

Los príncipes saudita y emiratí están enfrentados al todavía príncipe heredero Mohamed Bin Naif de Arabia Saudita, quien deplora la decisión de cortar lazos políticos, diplomáticos y comerciales con Qatar. En parte, esto se debe a que Bin Naif detesta a Bin Zayed de EAU por razones familiares, tras una riña entre este último y su padre.

Si bien Bin Naif mantiene excelentes relaciones con agencias de seguridad como la CIA o el FBI, eso no garantiza que tenga un buen vínculo con la Casa Blanca, y de hecho la relación de dichas agencias con la administración Trump están atravesando una crisis propia.

El Príncipe Bin Naif mantiene buenos contactos a su vez con Turquía, EEUU y Qatar pero no puede hacer o decir nada, ya que está esperando su turno para alcanzar el trono.

Si el plan forjado por Arabia Saudita y EAU es exitoso y logran forzar un cambio de régimen, entonces podría ocurrir que el segundo príncipe heredero Bin Salmán convenza al rey de decretar la salida de Bin Naif, su competidor número uno al trono.

Todavía es una incógnita hasta dónde están dispuestos a llegar con las medidas estos países que cerraron no sólo el espacio aéreo a la aerolínea qatarí de bandera, Qatar Airways, con lo que ello supone de desconcierto para cientos de miles de pasajeros que por estas horas debían volar desde Doha a El Cairo o Manama, sino que además Arabia Saudita cerró la única frontera terrestre que Qatar tiene y por la que pasan entre 700 y 800 camiones por día. El 40% de los alimentos que se consumen en el pequeño emirato proviene de esa frontera.

Se trata de una apuesta muy peligrosa. Arabia Saudita parece buscar con esta medida reducir a Qatar a una nación segundona que acepte ser tutelada como lo es Bahrein, que no puede accionar sin permiso de la casa real saudí.

El reino que es además custodio y guardián de las dos ciudades santas del Islam quiere aplastar todas las voces de discordia y evitar así que Qatar siga cuestionando su posición en los muchos y complejos conflictos que asolan hoy la región; desde Yemen a Libia pasando por Siria.

La decisión secundada por Egipto, un país rehén de la ayuda económica y financiera de las monarquías petroleras, en especial de Arabia Saudita, constituye un ataque a la soberanía qatarí.

Resulta injusto aseverar que todos los males que aquejan a la región provienen del accionar de Qatar, un Estado con apenas 2.400.000 habitantes autóctonos y que depende de mano de obra extrajera, mucha de la cual proviene de Asia pero también de unos 200.000 egipcios.

Habrá que esperar para saber hasta dónde quieren llegar con la presión sobre Qatar y qué reacción se puede esperar de la Casa Blanca: mirar al costado no parece una opción, ya que EEUU tiene muchos intereses a proteger en el rico emirato.

Irán y Turquía seguramente seguirán brindando su apoyo a Qatar, aunque es dudoso que puedan convencer a las monarquías petroleras árabes de cejar en su empeño de presionar al emir para que al menos cambie su política exterior, expulse a dirigentes de Hamas en el exilio y altere la narrativa oficial que vierte el canal de televisión Al Jazeera.

Turquía está sopesando qué gana y qué pierde con esta contienda habida cuenta de los proyectos de inversión que Arabia Saudita tiene para su país, en especial la compra de cuatro barcos de guerra turcos.

Hay otros elementos para analizar esta crisis, que revela el gran temor que las monarquías árabes más conservadoras tienen a que sigan soplando vientos de democratización en sus países y que sus sociedades exijan transparencia.

La primavera árabe no cuajó y no trajo cambios como tampoco funcionaron los procesos de contra revolución en Egipto o Yemen.

Los países que hoy atacan a Qatar necesitan otra ofensiva, pero es peligroso seguir culpando a Daesh o Al Qaeda de la fuente de inestabilidad en Oriente Medio. No hay pruebas rotundas de que Qatar haya financiado a grupos terroristas.

Sin embargo, sí hubo individuos que financiaron al Frente Al Nusra, extracción de Al Qaeda en Siria, a través de organizaciones de beneficencia, algo que también sucede en EAU o Arabia Saudita.

Resulta una paradoja que cuando se conmemora el 50 aniversario de la Guerra de los Seis Días en 1967, países árabes que se aliaron para luchar contra Israel hoy se enfrentan entre sí y se alinean con el gobierno israelí para exigir que Qatar no albergue a activistas islamistas de grupos como Hamas y otros dentro de la urdimbre del terrorismo salafista.

Occidente debe seguir de cerca esta crisis, ya que este tipo de medidas tan reaccionarias siembran desconcierto e inestabilidad en una región de por sí ya muy convulsa.


FUENTE: Susana Mangana / El Observador

El Kurdistán que nunca dejamos


El Kurdistán es un pueblo de migrantes. El Kurdistán es una diáspora y quizá sea el pueblo que más crudamente refleja la violencia y el fracaso de un modelo geopolítico y socioeconómico al que le importa muy poco o nada la vida. Carlos Pazmiño es un ecuatoriano empeñado en conocer esa vida de los kurdos que se despliegan por el mundo, para contarla. ¿Cuánto sabemos los latinoamericanos –también pueblos de migrantes– de Kurdistán?

Martes 11 de abril, luego de 18 horas de viaje, llegaba a Hamburgo; el mismo día, hace un año, arribaba a Berlín. En ambas ocasiones, lo que me llevó tan lejos fue mi interés por el Kurdistán y los kurdos, un pueblo tan antiguo como la misma humanidad.

Mi primera estancia en Alemania ocurrió tras presenciar la guerra que nunca abandonó el Kurdistán. Llegué roto por dentro, con más preguntas que respuestas y una tesis de Sociología, en ciernes, sobre la transformación teórico-práctica del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Ahora, había sido invitado a exponer un extracto de esa tesis en la conferencia más importante del Movimiento de Liberación Kurdo en Europa, Challenging Capitalist Modernity III “Uncovering Democratic Modernity – Resistance, Rebellion and Building the New” (Desafiando la Modernidad Capitalista III “Descubriendo la Modernidad Democrática – Resistencia, Rebelión y Construcción de lo Nuevo”), que se realizaría en la Universidad de Hamburgo, del 11 al 14 de abril.

Tras retirar mis maletas, sabía perfectamente que encontraría a un kurdo esperándome. Se llamaba Mehmet y tenía un cartel —una hoja de papel blanco arrugada, con mi nombre escrito al revés, en color verde—. Me recibió con un fuerte abrazo, muy fuerte, dos besos en las mejillas y una mirada de compañero. Tomó una de mis maletas y fuimos hacia su auto, donde me presentó a su esposa. Reconocí inmediatamente las palabras kurdas heval, Ecuador y konferans (compañero, Ecuador y conferencia). Ellos no se inmutaron, yo era un heval más. No pudimos conversar mucho, Mehmet y su esposa no hablan inglés.

Gran parte del tramo hacia el centro de Hamburgo la pasamos en silencio, salvo cuando nos referimos al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, como un dictador fascista. Los tres reíamos, aunque sabíamos que el asunto no es nada gracioso: día a día su pueblo se juega la vida. Durante el recorrido, una voz interior me decía: “no estás en Alemania, estás en Kurdistán”. Recordaba a Murat, el cardiólogo que me recibió en el aeropuerto de Amed (Diyarbakir, para los turcos) el año anterior. Inexplicablemente, coincidía el aroma de los dos autos, la música y el tablero. Con Murat recorrimos las afueras del distrito del Sur, en Amed —destruido en su totalidad por el ejército turco—, defendido valientemente por mujeres y hombres armados con rifles ligeros y viejos lanzacohetes. Lo hicimos tras la sombra de un vehículo de combate turco, mientras escuchábamos Summer 78, de Yann Tiersen, canción de la película Good bye, Lenin!

Sentía un nudo en la garganta y aguantaba las ganas de llorar. Minutos después, llegamos a la calle Steindamm, en pleno centro de Hamburgo. Sonriendo, Mehmet volvió a tomar una de mis maletas e hizo un gesto para que lo siguiera. Entramos a un edificio plomo de cuatro pisos, en su mayoría ocupado por organizaciones o instituciones musulmanas. Los 15 kilos de mi mochila comenzaban a pesar, aunque mis piernas levantan con regularidad más de 180. Mehmet, entre risas, me daba ánimos para mantener el paso. En el último piso se encontraba la Kurdisch-deutsches Kulturzentrum (Centro Cultural Kurdo-Alemán, o Casa de la Cultura Kurda). Allí, conocería a parte de los organizadores de la conferencia y a quien sería mi anfitrión. Sarya, una mujer kurda, grande, robusta, de cabello negro y largo, me recibió con una sonrisa impecable, me abrazó fuerte y pidió un çay (té turco). Nuevamente, parecía que no estaba en Alemania; el centro cultural es un Kurdistán chiquito, un espacio desterritorializado que les recuerda quiénes son y por qué luchan. Sus paredes estaban adornadas con los rostros de decenas de mártires caídos en combate contra el ejército turco o el Daesh (Estado Islámico). Conté más de 80 personas, entre mujeres y hombres.

Habían pasado dos horas y cuatro çay, cuando me presentaron a Selahattin, mi anfitrión. Es grande y robusto, de vestir impecable y el potente perfume de una colonia, su mirada es inocente y tierna, aunque a primera vista puede parecer serio. Tampoco habla del todo bien el inglés. Cihad —un turco que también asistía a la conferencia para realizar una mesa de trabajo— y yo fuimos destinados a la casa de Selahattin por Sarya. Antes de ir a su casa, nos invitó a comer, con un gesto que llevaba su mano derecha hacia su boca; lo hacía por mí. Mientras los tres bajábamos los escalones, los pisos segundo y tercero se llenaban de musulmanes provenientes de Oriente Medio y África. Caminamos hacia la izquierda, con dirección al automóvil, para dejar nuestras maletas. Luego, nos dirigimos hacia una transitada esquina y esperamos eternamente (un muy largo tiempo para un ecuatoriano acostumbrado a cruzar la calle con o sin autos, con el semáforo en rojo, naranja o verde). A pocos metros, se encontraba el restaurante Öz Urfa —nombre de la ciudad kurda de Saliurfa, Riha o Urfa de Bakur (Kurdistán ocupado por Turquía)—, copado por clientes turcos, kurdos, afganos, asiáticos, chechenos, rusos, alemanes y franceses, entre otros. Los colores, el aroma y la estética del Öz Urfa me trajeron a la mente un pequeño restaurante kurdo que conocí en Amed, tras una aparatosa borrachera junto a dos kurdos inigualables: Firat, un profesor de inglés con alto sentido del humor —propietario de un automóvil idéntico al de las Tortugas Ninja— y Mücahit, un joven y curtido abogado —ser abogado, periodista o político para el Estado turco muchas veces es lo mismo que ser guerrillero del PKK—. A Murat, Firat y Mücahit los llevo presentes a cada instante, como ellos dirían, “en mi mente y corazón”.

La historia de la familia Gök (Selahattin, su esposa Bedriye, y sus hijos Rohat y Rabun) es igual a la de muchos migrantes y refugiados políticos del Kurdistán. Bedriye, la abnegada y generosa madre que derrocha ternura y amabilidad, migró junto a su familia cuando apenas tenía 10 años. A sus 48, tiene pocos recuerdos de su infancia en Çewlîg (Bingöl en turco). Selahattin, con 51 años, salió de Bakur porque su vida corría peligro. En su juventud, se interesó por el naciente Movimiento de Liberación Kurdo (aún lo sigue haciendo) y la historia se cuenta sola. Curiosamente, también es de Çewlîg. Los jóvenes Rohat (17) y Rabun (15), nacidos en Alemania, encarnan la nostalgia de la patria deseada y el mestizaje occidental. En el cuarto de Rohat, encontré una bandera del PKK y otra de las Unidades de Protección Popular (YPG), las que junto a las Unidades de Protección Femenina (YPJ) han infringido las más humillantes derrotas al Daesh en Siria. En medio de la conversación, pregunté a Rohat y Rabun si continuarán con la tradición de sus padres… Un poco tímidos, respondieron afirmativamente.

A mi memoria llegaron, ese momento, otras familias migrantes que he conocido en Europa, en especial, aquellas ecuatorianas que miran el retorno como algo deseado, pero extraño. El caso de los Gök difiere por el hecho de que la “paz” que experimentan en Alemania difícilmente podrían encontrar en Çewlîg. La guerra no es una historia para contar con orgullo. Es una experiencia que nadie debería vivir, y ellos lo saben perfectamente.

Por medio de Selahattin, conocí a Devrim Deniz (Devrim significa revolución), de 36 años, sobrino de Bedriye. De una amabilidad única, es impecable como Selahattin, con un inglés mejor que el mío, amante de la comida y la fotografía. Entre varios çay, le compartí mi interés por una mujer… tan lejos y tan cerca de mi corazón. Llegamos a la conclusión de que mi inteligencia emocional debía ser entrenada con mayor frecuencia y de que no había pérdida en arriesgar. Devrim y Julián —un argentino que había llegado, junto a tres españoles, a la casa de Selahattin días antes— aseguran que soy “un buen conocedor del pensamiento de Abdullah Öcalan”, pero, en cuestiones amorosas, un cero a la izquierda. Lo comparto. Reímos y continuamos con el çay hasta pasadas las 12 de la noche.

El mismo día que conocí a Devrim, apareció en la casa Kılıç, Nurettin Toprak, otro originario de Çewlîg. Con 54 años es, también, producto de la ola migratoria. Les pregunté, a Selahattin y Nurettin, qué es lo primero que pensaban cuando escuchaban América Latina. Sin vacilar, me hablaron de Fidel, Camilo (Cienfuegos), el Che, y trajeron a discusión la protesta contra Erdogan, del año pasado, en Ecuador. Nurettin quería saber si nuestro país es tan democrático como habían mencionado los medios kurdos, tras el acto de escarnio contra el “sultán” turco. Hice una pausa y respondí: “en una sociedad de clases, ¿democracia para quién?”. Me permití añadir la importancia de la solidaridad entre los pueblos del mundo, afirmando que si la situación de los pueblos de América Latina fuera tan catastrófica, como la del Kurdistán, no serían pocos los kurdos que extenderían sus manos en acto militante y solidario.

Generosos, como tantos otros kurdos que he conocido, Selahattin y Devrim me recordaron las palabras de Firat —mientras caminábamos en el bazar (un mercado antiguo) de Amed—, “tú no necesitas dinero cuando estés con nosotros”. Su amabilidad rebozaba cualquier expectativa. Todos los extraños al hogar Kılıç quedamos maravillados por su hospitalidad, en especial por aquellos desayunos de queso de cabra, sémola y miel de abeja, aceitunas negras y pide (pan turco), o por las visitas esporádicas al Öz Urfa. La hospitalidad kurda es intocable: el huésped no está habilitado a hacer nada. Sin embargo, la reciprocidad que traemos los ecuatorianos en los genes me llevó a mostrarles algo propio. En una apretada negociación, Selahattin y Brediye accedieron, la última noche de mi estancia, a que preparara un plato típico. Traté de sorprenderlos con un “seco de pollo”, pero ni los ingredientes ni la calidad del ave favorecieron mi empresa; sin embargo, degustaron el plato con admiración.

Al día siguiente, muy en la mañana, Rohat se acercó para despedirse: “Siempre serás bienvenido en esta casa”, dijo, con una sonrisa seria. En su rostro reconocí la historia de su pueblo. Selahattin me acompañó a la estación de buses, fuimos caminando. Pregunté por Brediye —que el día anterior me regaló un artefacto para cocinar huevos—; había salido temprano a trabajar. Sentí pesar por no despedirme de ella.

Nuevamente, nos topamos con un semáforo eterno. Llegamos al andén y Selahattin estuvo hasta el último minuto. Nos dimos un fuerte abrazo, me besó las mejillas y le dije, en castellano, “en mi mente y corazón por siempre”, mientras tocaba mi cabeza y mi pecho. De pie, en el segundo piso del autobús con destino a Berlín, miré a Selahattin irse en medio de la gente.

Me digo a mí mismo: “En mi mente y corazón” los Gök, Murat, Firat, Mücahit, Aras, Didar, Ruken, Giran, Havin, Hussein, Sarya y Bakış, entre tantos otros. Gracias por mantener la luz encendida en media de las tinieblas. Ahora, su patria, sus mártires, su pueblo son tan suyos como míos.


FUENTE: Carlos Pazmiño  http://www.labarraespaciadora.com

Duran Kalkan: “No se pueden tener relaciones y alianzas con el fascismo”


Duran Kalkan, miembro del Comité Ejecutivo del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), habló con News Channel TV sobre la situación actual y los últimos acontecimientos en Turquía y Kurdistán.

Esta es la segunda parte de la entrevista:

-Erdoğan viajó de país en país en mayo para obtener apoyo para su genocidio kurdo, pero no pudo encontrar nadie, en ninguno de los países que visitó. Estados Unidos fue particularmente interesante. ¿Qué significó que los Estados Unidos recordó a Turquía que el país es miembro de la OTAN y que tenía un papel especial en la guerra? ¿Cuáles fueron las repercusiones de esta reunión para usted?

-Hemos subrayado dos puntos antes del referéndum. Dijimos: “Si el resultado es Sí, el fascismo, la opresión y la tiranía aumentarán contra la gente, pero para el mundo exterior Erdoğan dará un giro en U”. Declaramos que el desafío y la intimidación serían abandonados y él comenzaría a mendigar ayuda. Eso es precisamente lo que ha sucedido. Toda clase de tiranía, superando hasta el fascismo del golpe de septiembre y la dictadura de Saddam (Husein), está siendo implementada hoy. Hacia el mundo exterior han lanzado las políticas de mendicidad. De Rusia a Europa, ese es el caso del AKP. Los medios de comunicación del AKP hablan de “mensajes y advertencias”, pero no hay mensajes ni advertencias, hay regateo y mendicidad.

Está tratando de encubrir el fascismo, la tiranía y el genocidio que implementa dentro del país y de reunir más apoyo, para ser aprobado aún más. En este sentido, la suya es la lógica del comerciante perfecto. Ha puesto todo lo que tiene Turquía, puso todo en el mercado. Mientras alguien esté en contra de los kurdos, está dispuesto a hacer cualquier concesión. Él dice: “No hables contra el genocidio kurdo, acepta, y te daré todo lo que quieras”. Todo lo que Turquía tiene ha sido puesto en el mercado con este fin. Esto es lo que está debajo de las negociaciones con los EE.UU., Rusia y China. En esencia, esto es lo que está debajo de las negociaciones con Europa también. Las negociaciones sobre los kurdos han continuado durante más de 150 años. La existencia y la lucha por la libertad de los kurdos se han puesto en el mercado, y los actuales poderes estatistas están de compras. Los EE.UU., y especialmente Europa, tienen un gran papel en esto. No sabemos lo que EE.UU. obtuvo de Turquía en su última reunión. Los EE.UU. necesitan a los kurdos en Rojava para la lucha en Raqqa contra ISIS. Por lo tanto, podrían haber dicho a Turquía que no se oponga a eso, y que apoyarán lo que Turquía haga a los kurdos en Bakur.

-¿No es esto un poco una reminiscencia del acuerdo de Mosul-Kirkuk durante la Primera Guerra Mundial?

-Sí. Esta es una negociación sobre los kurdos. El sistema de negación y aniquilación para los kurdos es una trampa. Es un sistema construido sobre la negociación y el beneficio mutuo de las potencias estatistas. Ellos están jugando un juego que es la esencia de la misma. “¡Puedes hacer lo que quieras con el PKK, pero no digas nada sobre YPG!”.

Las banderas de las YPG/YPJ, y del PYD han sido prohibidas en Alemania. Porque Erdoğan fue a Europa y negociaron. Se debe preguntar al gobierno alemán qué recibieron a cambio ¿Qué ganancia económica y política le proporcionó Tayyip Erdoğan para que prohibieran las banderas de las YPJ? ¡Entonces deben poner las banderas de ISIS en las calles de Alemania! Y la administración alemana podría marchar con banderas de ISIS. Por un lado dicen que están luchando contra ISIS, pero por otro, con la negociación Incirlik o las negociaciones económicas, políticas y militares, han estado sacrificando la existencia y la libertad de los pueblos por años. Se convierten en cómplices del genocidio que la administración perpetúa en Turquía, y lo permiten.

Hubo un ataque de ISIS en el Reino Unido hace cinco días. Pero antes de eso, Turquía había mejorado su relación con el Reino Unido. Una mujer está dirigiendo el Reino Unido ahora, y la lucha más grande que protege al pueblo británico también de ISIS ha sido llevada a cabo por las mujeres kurdas. Pero a las mismas mujeres kurdas les han demolido sus casas en Sur, Cizre y Nusaybin. ¿Qué puede pensar Theresa May de esto? Están en alianza con los que destruyen las casas de mujeres kurdas en Cizre y Sur. Están negociando con ellos. Hay una negociación para su propio beneficio. Estados Unidos es lo mismo, el Reino Unido y Alemania son todos de esta manera.

-Pero los comandantes del YPJ fueron recibidos en el Palacio del Élysée en Francia. ¿Qué pasó? Si ISIS termina mañana, ¿volverán a ser prohibidos los kurdos? Algunos dicen que las “YPG y YPJ no deberían estar en la lista de terroristas, pero el PKK podría ser”. ¿Cuál es la diferencia entre el YPG y el PKK? Ambos están luchando contra el fascismo de ISIS.

-Usted no puede tener relaciones y alianzas con el fascismo y el genocidio. Usted se opone al fascismo. Al igual que tomaron una postura contra Saddam, deberían adoptar una postura similar contra Tayyip Erdoğan. No se puede conciliar con el hitlerismo. Esa reconciliación trae la aniquilación de los kurdos. Un pueblo sometido a genocidio no puede pasarse por alto. Eso no puede ser la política, es decir, las relaciones de beneficio. Si hoy construyes tu alianza sobre la aniquilación de algunos, entonces mañana otros construirán alianzas sobre tu aniquilación. Eso es peligroso, no debe llegar a pasar y debe ser abandonado.

Todo el mundo debe objetar el fascismo de Tayyip Erdoğan y Devlet Bahçeli, y al genocidio fascista que proyecta sobre los pueblos de Turquía, y el pueblo kurdo en particular. Aquellos que no objetan hoy serán dañados mañana por este fascismo. ISIS realiza ataques en Europa. ¿Quién es ISIS? ¿Quién los controla? Tayyip Erdoğan no amenazó a Europa diciendo: “¿Puedo atacarte con ISIS?”. Europa no debe olvidar. Su relación con Turquía no es lo mismo que antes. Hay un conflicto serio al mismo tiempo. Pero están tratando de conciliar este conflicto por ser anti-PKK. Entre ellos mismos pueden hacer lo que quieran. Pero deberían dejar de negociar sobre el PKK y los kurdos.

-Las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) están avanzando hacia el fuerte de ISIS en Raqqa. ¿Cómo pueden los acontecimientos en Oriente Medio cambiar con la liberación de Raqqa? ¿Qué efecto podría tener esto sobre los asuntos de Oriente Medio?

-Los nuevos desarrollos pueden ocurrir pronto. Debido a que la operación de Raqqa de las FDS se lleva a cabo con éxito. Las partes duras están siendo superadas. Tabqa fue uno de los lugares más importantes para Raqqa, ahora que eso ha sido superado, la operación Raqqa puede avanzar más rápido. Pero hay fuerzas que intentan prevenir la caída de ISIS en Raqqa. Por ejemplo, el gobierno del AKP-MHP es uno de estos. Por eso bombardearon Shengal y Rojava. Y antes de eso, la administración del AKP hizo que el KDP (Partido Democrático del Kurdistán, dirigido por Masud Barzani) atacara a Shengal. Ellos mismos atacaron a Manbij para amenazar a los Estados Unidos. Cuando fallaron allí, llevaron a cabo ataques aéreos contra Shengal y el cuartel general de las YPG/YPJ. A pesar de esto, la operación de Raqqa continúa ahora. Esto debe ser apreciado. Es importante que las YPG y las FDS continúen con éxito la lucha contra ISIS, con determinación, a pesar de los ataques de Turquía.

La soga se está apretando alrededor de ISIS. También hay planes para borrar ISIS de algunas ciudades y pueblos en territorio iraquí. Se entiende que Estados Unidos apoya esto. En este caso, ISIS se puede reducir aún más. Su influencia se puede romper, e incluso podrían experimentar un colapso. Eso crearía una nueva situación. Aparecerán nuevos análisis. Esto es lo que está por debajo de muchas de las conversaciones. Tayyip Erdoğan está viajando por todo el mundo para no ser expulsado de la base política en caso de tal desarrollo.

No está claro si las tensiones entre Estados Unidos e Irán se harán más profundas, o una reconciliación surgirá sobre Siria después de Raqqa. Ambas opciones son posibles. Lo importante aquí es que las fuerzas democráticas desarrollan su unión más allá de eso, usan mejor su fuerza para crear la Siria Democrática y crece su iniciativa. Deben ampliar su área de influencia con su propia fuerza. Porque puede haber negociaciones y cálculos peligrosos. Se habla de algunos grupos de choque en Siria, pero no tienen influencia. Incluso la influencia del régimen de Assad es discutible. Irán y Rusia tienen influencia. En el estado actual de Siria, la única fuerza con voluntad militar y política es la de las FDS.

-Después de que la operación de Raqqa sea exitosa, ¿podría la Federación Siria Democrática alcanzar un estatus?

-La única fuerza con una posibilidad en Siria es la Federación Democrática de Siria. Y luego tenemos la voluntad de las potencias regionales y globales. No está claro qué negociaciones vendrán después de la liberación de Raqqa. Las Fuerzas Democráticas Sirias deben ver esto. Y debido a esto, deben aumentar su influencia mucho más lejos. Deberían hacer crecer sus fuerzas principales y extender sus alianzas democráticas más sobre el resto de Siria. Deben dedicar esfuerzos a crear relaciones y alianzas con fuerzas que quieran la unidad de Siria Democrática. La propia dinámica interna de Siria debe entrar en acción, si no lo hacen, los poderes con intereses regionales y mundiales podrían celebrar cualquier tipo de negociaciones sobre Siria, y pueden dividir a Siria en nuevas alianzas. Nuevos juegos y conflictos pueden llegar a atacar a una Siria democrática.

La lucha contra ISIS continúa, y continuará. No se puede esperar que las potencias actuales creen alianzas fácilmente. Si pudieran alcanzar un resultado en la cuestión siria fácilmente con las negociaciones, ya lo habrían hecho. Sus intereses no son tanto superpuestos como conflictivos. Esta es una ventaja y una oportunidad para las Fuerzas Democráticas Sirias. En este sentido, es importante que desarrollen la lucha contra ISIS en una lucha más fuerte y más influyente por un lado, y al mismo tiempo trabajen en los ámbitos políticos y sociales para crear la Siria Democrática y tratar de activar la dinámica interna. Las fuerzas del mundo y la región que intervienen en Siria son débiles. Uno no debe ser engañado por ellos, que hablan demasiado y tienen grandes fuerzas militares. Es difícil para ellos crear unidad sobre Siria. Porque no pueden encontrar una solución en el Oriente Medio. En estas circunstancias, les resulta difícil encontrar una solución siria por sí mismos. La solución vendrá a través de la dinámica local y las Fuerzas Democráticas Sirias en particular.

Duran Kalkan: La dictadura en Turquía caerá

El representante del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Duran Kalkan, subrayó que 2017 será el año en que caerá la dictadura de Tayyip Erdoğan y Devlet Bahçeli en Turquía.

Kalkan afirmó que la resistencia crecerá por completo, se extenderá por toda Turquía y crecerá más fuerte durante el próximo período. “2017 será el año de la caída de la dictadura de Tayyip Erdoğan y Devlet Bahçeli. Nadie puede evitarlo. Ni la crueldad fascista de Erdoğan ni su mendicidad con Europa y Rusia le ayudarán a permanecer de pie”, expresó.

El miembro del Comité Ejecutivo del PKK habló con News Channel TV sobre la situación actual y los últimos acontecimientos en Turquía y Kurdistán.

Lo más destacado, de la primer parte de la entrevista de Kalkan es la siguiente:

-Durante la última semana se han desarrollado intensas acciones de guerrilla en Turquía y Kurdistán. Su movimiento ha lanzado una nueva iniciativa con la llegada de la primavera, mientras continúan los ataques genocidas del Estado turco. Un proyecto de demolición se está poniendo en práctica en Sur, una de las principales áreas de autogobierno. ¿Cómo evaluaría el estado actual en la lucha que está librando en el Kurdistán del Norte?

-La resistencia contra el fascismo está creciendo. En todas las zonas del Kurdistán, en las montañas y en todas las ciudades de Turquía, la sociedad entera está resistiendo la dictadura fascista y la agresión de Tayyip Erdoğan y Devlet Bahçeli. Este movimiento popular democrático antifascista comenzó con el referéndum del 16 de abril. La sociedad manifestó la reacción después de que el “Sí” triunfó en el referéndum a través del fraude. La sociedad dijo: “No, todavía no ha terminado, la lucha continúa”. Durante los últimos meses, la lucha fue llevada a las calles y perseguida en una rica variedad de modalidades. Esta lucha contra el fascismo está creciendo.

Las mujeres, los jóvenes, los trabajadores, los kurdos, los alevíes, todos los grupos religiosos y sectarios, los intelectuales, los artistas y los aldeanos están aumentando la resistencia a medida que el fascismo ataca a toda la sociedad. Por su naturaleza, el fascismo se diversifica a todos los círculos sociales y busca hacerlos inclinarse para sí mismo. El fascismo ataca a todos los que no le pertenecen, que no obedecen y se rinden. En respuesta, la sociedad, con todos sus componentes, está respondiendo al fascismo con resistencia. A pesar de las detenciones generalizadas, el gobierno del AKP no pudo poner a una sola persona en sumisión. La resistencia que presenciamos durante el proceso del referéndum continúa y crece aún más hoy.

Ha habido un notable aumento en las acciones de la guerrilla a partir de mayo. Sin lugar a dudas, éstos continuarán y seguirán mejorando en el próximo proceso. En la situación actual, con las acciones guerrilleras cada vez más en curso en el Kurdistán del Norte, desde Botan a Amed, desde Dersim hasta Serhat, se ve muy claramente que la dictadura de Tayyip Erdoğan-Devlet Bahçeli caerá. Como se ve, la lucha contra el fascismo se libra por diversos medios.

En Ankara, los académicos despedidos han resistido. Las acciones limitadas con la entrega de folletos y votaciones durante el proceso de referéndum se han transformado en manifestaciones de protesta y se están difundiendo en forma de prácticas diversas. Los jóvenes están formando grupos y desarrollando resistencia contra las bandas fascistas. En Sur, las mujeres, los niños, los jóvenes y los ancianos del barrio de Alipaşa resisten. Con razón, quieren proteger sus casas y las áreas donde nacieron y se criaron. El fascismo es un enemigo del pueblo, de la gente, la vida libre y democrática, y especialmente todo lo que pertenece a los kurdos. Es un enemigo de los centros de resistencia en Kurdistán, Sur, Cizre, Botan, Colomèrg, Serhat, Dersim y Mardin.

Hay una agresión total genocida fascista que pretende aplastar a los kurdos y aniquilar su existencia, su libertad y sus valores de vida. Sin embargo, las personas, jóvenes y viejos por igual, resisten valientemente. Durante el próximo período, esta resistencia crecerá en conjunto, se extenderá a través de Turquía y crecerá más fuerte. El 2017 será el año de la caída de la dictadura de Tayyip Erdoğan y Devlet Bahçeli. Nadie puede evitarlo. Ni la crueldad fascista de Erdoğan ni su mendicidad con Europa y Rusia le ayudarán a permanecer de pie. No puede haber prosperidad a través de la crueldad. Los responsables de esta atrocidad tienen, definitivamente, el tiempo contado. Aquí, la guerrilla ha lanzado acciones por todas partes para llevar al fascismo al olvido.

-¿La demolición en Sur no manifiesta realmente la desesperación del AKP? ¿No hay un AKP en cuestión que trata de provocar su ira sobre muros de hormigón y casas después de no conseguir lo que quería en Sur?

-Es cierto que hay una histeria total en cuestión y se ha vuelto hostil hacia todo. Esto se debe al hecho de que cuatro batallones de soldados fueron aniquilados durante la resistencia en Sur. Sur y Nusaybin se convirtieron en un síndrome para el Estado. Tayyip Erdoğan experimentó un gran temor a la ruptura. Este miedo se transformó en enemistad contra Sur. Esta enemistad es una enemistad contra Amed, y la enemistad contra Amed es enemistad contra los kurdos. Surgió al descubierto que Erdoğan es el principal enemigo y asesino de los kurdos, y que se trata de una mentalidad fascista, genocida y colonialista que persigue.

Que Erdoğan ataque tanto como quiera. Los héroes de Sur, Çiyagers, son héroes de Sur hoy también. Los niños, jóvenes y mujeres de Sur nunca terminarán. Son los hijos de una ciudad de cinco mil años. No son como Erdoğan, cuyo pasado es incierto. Los muros de la ciudad en Amed fueron construidos hace cinco mil años. Hay una cultura de sociedad sedentaria en esa ciudad y sus residentes están interiorizados, respiran y se forman con ella. Nadie puede sacarlos de allí ni derrotarlos. El sentido de comunidad en Sur no puede ser aniquilado.

La gente, los jóvenes y las mujeres deben conocer esta verdad y resistir más. Nadie debe dejar que sus casas y calles sean derribadas. Deben proteger la historia allí y la resistencia en Sur debe ser apoyada. Invito a todos los intelectuales, artistas, defensores de derechos humanos y círculos políticos a unirse con el pueblo de Sur.

-Sur fue inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial por la UNESCO. ¿Por qué están en silencio?

-Tales decisiones son tomadas pero cuando el fascismo turco está en la agenda, ninguna ley o convención internacional se aplica. Es una complicación verdaderamente, y todo el mundo quiere alejarse de ella. Hay un miedo en el mundo exterior. Pero uno no puede librarse del fascismo escapando. Es similar al lema clásico: “¡No corras, si corres, vendrá tu turno!”.

En cualquier caso, Tayyip Erdoğan amenazó a todo el mundo. Él dijo: “Si no haces lo que digo, nadie estará a salvo en ninguna parte del mundo”. Abiertamente le “advirtió” esto a Europa. Antes de irse a Europa, había golpeado a Gran Bretaña. Quiere hacer que todos se arrodillen ante él. Esto es similar a Hitler, Mussolini e ISIS. Frente a esto, una institución como la ONU que emite una decisión pero no la respalda, significa que la ONU se convierte en la vergüenza de la época y de la humanidad. ¿Cómo la ONU hará que los kurdos la escuchen así? ¿Cómo será la ONU aceptable para los pueblos? Estoy llamando a la ONU al deber, y para mantener sus responsabilidades. Sus decisiones están siendo pisoteadas. El fascismo de Tayyip Erdoğan está pisoteando las decisiones de la ONU. Todos deben abrazar sus deberes y sus responsabilidades. No se puede permitir que la humanidad sea aplastada por el fascismo. Todos deben unirse en la resistencia contra el fascismo.

-Al acercarse el aniversario del 7 de junio, vemos que HDP emplea una animada y enérgica oposición a pesar de toda la presión y arrestos. ¿Han hecho en la política democrática lo que deberían tener en la lucha contra el fascismo después del 7 de junio?

-La arena política democrática se resiste. No se han inclinado ante el fascismo, eligieron la resistencia. En el parlamento, en las calles, en todo Kurdistán y Turquía la política democrática resiste. La gente es arrojada a las cárceles, y están exhibiendo una resistencia seria allí. Esto es importante. Debemos mirar hacia atrás a estos dos años. El período posterior al 7 de junio no fue bien utilizado. La actual postura política y el nivel de actividad que se resistían no se podían mostrar en ese entonces. Una inercia llegó con los resultados del 7 de junio. La política democrática logró una gran victoria, pero pensamos que teníamos una mentalidad democrática y una atmósfera en el país para aceptar y tratar con esto. Las características de Tayyip Erdoğan y Devlet Bahçeli no se vieron, no se comprendieron. Así que había debilidades y deficiencias.

Hubo un ligero desconcierto cuando la agresión fascista se recuperó y lanzó ataques políticos, militares e ideológicos después del 7 de junio. Pensaron que no iban a hacerlo. Había dudas “si el PKK estaba haciendo que esto sucediera”. Algunas personas pensaron de esta manera primero. Algunos hablaron de esto abiertamente o en secreto, algunos hablaron con la prensa de esto. Estas fueron las fallas y las deficiencias. Para esta parte, siempre hay una necesidad de autocrítica. Aquellos que no pueden hacer eso, no podrán entender el presente o el futuro del fascismo, así como debe ser la resistencia contra ella o cómo puede desarrollarse.